miércoles, 28 de enero de 2015

Carreras de montaña en el Parque Nacional

En el último número de la revista Quercus (nª 347 de enero de 2015) hay un interesante artículo que llama la atención sobre el impacto de las carreras de montaña en espacios "protegidos", particularmente en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (Ferrnández Arroyo 2015). Denuncia la ausencia, no ya de limitación, ni si quiera de regulación de esta actividad en un Parque Nacional, convertido en cancha deportiva a juzgar por las carreras celebradas en 2014: unas 40 competiciones que reunieron de 15.000 a 20.000 participantes. ¿Es esto un éxito para un Parque Nacional?. Actividad que se suma a la masiva afluencia de visitantes, con varios sitios ya sobreexplotados turísticamente como La Pedriza (la relación de impactos señalada en el artículo es brutal, desde todo tipo de actividades recreativas al sobrepastoreo de la cabra montés) o, me permito añadir, las cumbres de Peñalara, donde la fácil ascensión desde el Puerto de Cotos convierten el sendero de ascenso en una de las vías más concurridas del entorno serrano, más que muchas calles de los municipios del parque. 

Ciertamente el senderismo e incluso dichas carreras podrían tener un bajo impacto sobre la flora si se controla el número de personas que transitan por los senderos, para que no se vean desbordados (lo que pasa por limitar la afluencia), se realizan labores de mantenimiento, o se desvían dichos senderos de las zonas más sensibles a la erosión o de las zonas con especies sensibles al pisoteo.

El impacto no es desconocido sobre la flora. Precisamente en el antiguo Parque de Peñalara es donde se ha estudiado el impacto del senderismo en una planta de turbera como es Pinguicola grandiflora (Martínez y Vázquez-Dodero 2000), lo que motivó que algunas sendas del citado Parque fueran acondicionadas. Sorprendentemente nada se ha hecho para evitar el pisoteo de una de las joyas de la Sierra de Guadarrama, Senecio boissieri, endemismo ibérico de Picos de Europa, las sierras más altas del SE peninsular y la Sierra de Guadarrama. Aquí aparece restringido a pastizales secos del entorno de dos senderos permitidos, divulgados y muy frecuentados del ahora Parque Nacional, como es el mencionado sendero de ascenso a Peñalara o el que recorre la Cuerda Larga, por lo que aparece como una de las especies más afectadas por el tránsito fuera de senderos o la ampliación incontrolada de los mismos.

Senecio boisieri, Dos Hermanas 24/7/2014.
Especie declarada de Interés Especial en la Comunidad de Madrid (Decreto 18/1992), propuesta 
recatalogar Vulnerable (Blanco 1999) y de Atención Preferente en Castilla y León (Decreto 63/2007). 
Gravemente amenazada por pisoteo, ninguna medida se  ha tomado para su conservación.

Otra especie que parece afectada por estas competiciones deportivas descontroladas es otra de las más raras y amenazadas como es Androsace vitaliana: la única población conocida en toda la Sierra de Guadarrama, cercana al puerto de Navafría, apareció en 2014 afectada por severas perturbaciones, con el terreno removido formando pequeños socavones, de forma similar a lo que ocurre cuando se desciende a favor de fuerte pendiente en materiales sueltos. Dada la envergadura de las huellas debió de ser por un nutrido grupo de cabestros, digo personas. 

Androsace vitaliana subsp. assoana. Alto del Puerto, 23/6/2014.
Considerada en el Libro Rojo español Vulnerable (Moreno 2008) y de Interés Florístico Local en el
Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (Decreto 4/2010 de Castilla y León). Esta población es seguida por el
Sistema de Seguimiento de la Flora Española (por lo menos en 2010, ya veremos si en el futuro).



7 comentarios:

  1. La de veces que he puesto el ejemplo del Senecio Boisieri como ejemplo de problema de las carreras de montaña desde que vi como las pisoteaban impunemente los corredores de un maraton de montaña. No puedo estar mas de acuerdo contigo.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Honorio, ciertamente es el caso más claro y que refleja la inacción de las autoridades. Esperemos que la declaración del Parque Nacional ayude (obligue) a tomar medidas para su conservación.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Noticias como esta: "Se potencia el uso deportivo y recreativo de la Sierra de Guadarrama" (ambientum 29/01/2015; madrid.org, en actualidad 28/1/2015), aunque referido a una pista de esquí de fondo en la vertiente madrileña, poco impactante sobre la flora, muestra a donde se dirigen los esfuerzos del Parque Nacional.
    Jorge BD

    ResponderEliminar
  3. Estupenda entrada, llena de información relevante.
    Enhorabuena.
    Julio Vías

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julio. Se ve que es un tema candente. Veremos si para este año se toman medidas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El Parque Nacional publica unos "Criterios para la regulación de las pruebas deportivas" http://www.parquenacionalsierraguadarrama.es/administracion/tramites/200-criterios-para-la-regulacion-de-las-pruebas-deportivas
    Sobre este tema es obligado mirar el blog de Manuel Oñorbe, muy atento al mismo:
    https://manuelmedioambiente.wordpress.com/2015/03/02/criterios/

    ResponderEliminar
  5. Sigue la polémica con las carreras de montaña, en el tercer aniversario del Parque Nacional:
    http://www.ecologistasenaccion.org/article32501.html

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total